Skip Ribbon Commands
Skip to main content
Navigate Up
Sign In
EVENTOS NOTICIAS

Palabra clave:

Seleccionar rango de búsqueda:

del:
RadDatePicker
Open the calendar popup.
al:
RadDatePicker
Open the calendar popup.

CATEGORÍAS

Institucionales
Prepa UDEM
Carreras UDEM
Posgrados UDEM
Arte y Cultura
Ciencia y Tecnología
Salud
Vida Estudiantil

CONTACTO

Requerido: nombre
Requerido: correo electrónico
Requerido: correo electrónico válido
Requerido: asunto
Requerido: mensaje

Introduzca el código de letras que aparecen en la siguiente imagen:

POR NOMBRE

POR DIVISION

Arte, Arquitectura, y Diseño
Derecho y Ciencias Sociales
Ciencias de la Salud
Educación
Negocios
Ingeniería y Tecnología

POR DEPARTAMENTO

Arquitectura
Arte y Diseño
Ciencias Clínicas
Ciencias Básicas
Psicología
Enfermería
Especialidades Médicas
Ciencias Sociales
Contabilidad
Derecho
Humanidades
Ciencias de la Comunicación
Lenguas Modernas
Educación
Ciencias Computacionales
Físicas y Matemáticas
Ingeniería
Administración
Economía

Kevin FitzGerald, profesor de las Universidades de Georgetown y John A. Creighton, ofreció la conferencia “La educación ética interprofesional en el siglo XXI”, dentro de la 24.a Cátedra de Genética y Vida Humana de la Universidad de Monterrey.

categorías relacionadas

Salud
18 de enero de 2019

Aconseja ética y trabajo interdisciplinario

Nota generada por: Universidad de Monterrey

+ LEER MÁS
Que, como estudiantes, deben formarse para identificar una perspectiva ética, aprender a trabajar en forma interdisciplinaria y no perder de vista una meta, advirtió el reverendo Kevin FitzGerald, en la Universidad de Monterrey.

En su segunda conferencia como parte de la 24.a Cátedra de Genética y Vida Humana, el profesor asociado en John A. Creighton University en la Escuela de Medicina subrayó a los asistentes la necesidad de aceptar ayuda de otros profesionales.

Lo que tenemos que reconocer es que nos necesitamos unos a otros, necesitamos edificar una cultura que diga que lo que importa es que nosotros acordemos cuál es la meta y que podemos estar de acuerdo en las formas en las cuales podamos razonar cómo llegar a esa meta de la mejor forma que podamos”, estableció. 

El también doctor en Bioética por la Universidad de Georgetown, en donde actualmente es profesor asociado en el Departamento de Oncología del Centro Médico, aconsejó a quienes serán profesionales de la salud que, al egresar, “busquen a otras personas que compartan las mismas habilidades, actitudes y el conocimiento de su área en particular; hagan redes, trabajen unos con otros”.

La conferencia “La educación ética interprofesional en el siglo XXI” se realizó esta mañana, en el Teatro UDEM, con la presencia de Eduardo García Luna Martínez, vicerrector de Ciencias de la Salud de la UDEM; Franco Coppola, nuncio apostólico de México; Rogelio Cabrera López, arzobispo de Monterrey; y Florencia Infante, presidenta de la Cátedra.

“¿Cómo podemos abordar diferentes inquietudes con personas que piensan distinto?”, cuestionó el religioso, “una de las formas es preguntar cuál es la meta y qué estamos tratando de lograr: si lo que estamos tratando de lograr es el mejor cuidado para el paciente, eso ayuda a enfocar nuestro pensamiento”.

FitzGerald destacó la importancia de la reflexión constante mientras el o la profesional avance en un mundo de rápido movimiento, tan diverso, cuando las tecnologías van a tener aplicaciones diferentes, dependiendo de donde se encuentren.

“Una vez que tomamos una decisión, entonces nos detenemos, cuando haya tiempo, para reflexionar sobre cuáles son las consecuencias de mi decisión, no solo para mí o el paciente, sino de una forma mucho más amplia: ¿establece un precedente?”, inquirió.

Pero también advirtió sobre la necesidad de actuar con honestidad y reconocer cuando las cosas no están funcionando: “con funcionar, me refiero a que no estamos logrando lo que decimos que son las metas: cuidado de los pacientes, salud de la población, desarrollo científico, negocios, la leyes, todas aquellas cosas que las personas dicen que quieren hacer bien; tenemos que ser honestos y preguntarnos: ¿realmente estamos logrando esa meta?”.

El reverendo señaló que en las universidades no solo se trata de ofrecer un conocimiento a estudiantes, sino un hábito mental, una forma de pensar, que muestre que no solo comprenden lo convencional, sino que si algo nuevo apareciera, lo podrían enfrentar.

“Comprender las complejidades estimula una perspectiva ética, que va más allá de solamente cumplir y hacer lo que las personas les dicen que hagan”, subrayó.

FitzGerald señaló que existen estructuras básicas para tomar decisiones con ética y sobre la ética interprofesional.

“Lo bueno es que existen formas de poder estructurar esto que aplican a través de todas las diferentes profesiones, los diferentes problemas, ya sea cuidado de la salud, negocios o ingeniería (…) pensamos que aprender cómo tener un razonamiento ético correcto es tan importante, porque siempre habrá nuevos retos que tendremos que abordar”, expuso.  

El ponente abordó temas como el uso de la información genética y la influencia del Big Data, del que previó que no dará las respuestas, sino que revelará que ni siquiera se están haciendo las preguntas correctas, por lo que hay que prepararse para eso.

“Tenemos que repensar nuestro pensamiento y comenzar a hacer las preguntas de manera diferente para poder llegar a donde decimos que queremos ir, que es utilizar esos datos para realmente ayudar a todas las personas”, aseveró.
Comentarios (0)
Requerido: nombre / alias
Requerido: correo electrónico válido
Requerido: comentar

MÁS NOTICIAS
0
0

11 de diciembre de 2018

Cumplen 15 años de alianza fructífera

0

10 de diciembre de 2018

Cómo sobrevivir a las posadas

0